Todos conocemos a alguien que ha tenido que recurrir alguna vez a algún abogado de divorcios en Getafe. A veces, la convivencia en el seno del matrimonio se hace insostenible y es necesario acudir a este tipo de profesionales.

Sin embargo, aunque todos hemos oído hablar de los términos de divorcio, separación y similares, no todos sabemos en qué consiste exactamente este último. Así, si buscas abogado de divorcios en Getafe, en el presente artículo te acercamos a los conceptos de separación legal y de hecho.

En primer lugar, tenemos que decir que la diferencia entre la separación legal y de facto (o de hecho) es clara: mientras que la primera se realiza conforme a la decisión de la autoridad pública competente, la segunda consiste, única y exclusivamente, en una separación física entre ambos cónyuges.

Sin embargo, a pesar del requisito de la resolución pública, la separación legal no es un divorcio. Así, cuando no llegas a un acuerdo con tu cónyuge para la separación, puedes solicitar al juez la legal cuando ya hayan pasado 3 meses desde el matrimonio. Pero también antes de esa fecha, si justificas algún tipo de riesgo para tu vida, tu integridad moral o tu libertad sexual.

Por tanto, los efectos de esta separación legal (aquella que se produce tras la resolución del juez) son claros:

-Cese de efectos de la vida en común de la pareja.

- Desaparición de las obligaciones que derivan del vínculo matrimonial: fidelidad, responsabilidades domésticas, etcétera.

- La terminación de la presunción de paternidad del marido una vez transcurridos 300 días desde la separación de ambos.

- Se disuelve el vínculo económico matrimonial y, por tanto, no se pueden vincular los bienes a las responsabilidades domésticas.

- Inscripción de la separación en el Registro Civil.

Si tienes más dudas al respecto, recuerda que, en Abogado Gallego Rol, somos expertos en solventar trámites de divorcios.