Tipos de contratos laborales (I)

91 696 93 73
Tipos de contratos laborales (I)

En una época de cambios como la nuestra, el trabajo de los abogados laboralistas es uno de los más valorados socialmente. Nosotros queremos estar a la altura de las circunstancias contribuyendo hasta donde podamos a que se haga justicia con las herramientas que el estado de derecho nos proporciona.

Muchas veces los problemas de indefensión frente a empresas, administraciones, etc., vienen de una mala información sobre lo que significan los documentos y sobre la naturaleza de las obligaciones y derechos que tenemos adquiridos. Así que no olvides asesorarte, mejor antes que después.

En esta y siguientes entradas vamos a ver los cuatro tipos de contratos nuevos que se pueden dar en nuestro marco laboral actual, una realidad que conocemos a fondo los abogados laboralistas desde hace varios años pero que aún no ha calado a fondo en la sociedad.

Contrato indefinido. Lo más parecido a lo que antes se llamaba contrato fijo y hacía pensar en décadas de estabilidad. No tiene fecha de fin para el trabajador, y las empresas tienen incentivos para aplicarlo en muchos casos, beneficiando el acceso de colectivos determinados al mercado laboral.

Contrato temporal. El preferido de los empresarios, del que a menudo se abusa, por no estar bien justificada esa temporalidad. Puede ser por obra y servicio (aunque las fronteras de principio y fin de esa obra o servicio tienden a ser demasiado difusas), eventual por circunstancias de la producción (por ejemplo, acumulación de tareas o exceso de pedidos) o de interinidad.

En siguientes entradas del blog de Abogado Gallego Rol te hablaremos de los contratos de formación y aprendizaje y de los de prácticas. ¿Creías que eran lo mismo? permanece en sintonía, o llámanos y te atendemos.

haz clic para copiar mailmail copiado